Máquina de coser con paraguas en un paisaje surrealista

Una historia de la A a la Z

Ha pasado tanto tiempo que ya nadie recuerda el motivo por el que la C se enfadó tanto con la A que hasta cayó enferma. Tampoco es que yo esté muy seguro de ello, pero aún así trataré de poner algo de luz  en el asunto. Quizá todo empezó el día en el que las […]

Solo para docentes

Hastiada ante la persistente tendencia a enseñar de sus compañeros del Centro Selvático de Reeducación Ética y Social, le dijo la ultrapedagógica serpiente al sabio mandril: -¡Aprende ya de una puta vez a sisear! ¡Y a arrastrarte! Y a eso lo llamó “Formación permanente del profesorado”.