La Historia del Crimen Organizado

CompárteloShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

La Historia del crimen organizado, de Agustín Celis

La Historia del Crimen Organizado
Autor: Agustín Celis Sánchez
ISBN: 978-84-662-1722-4
192 págs.
© 2009 Ed. Libsa, S.L.


A modo de presentación:

Como cada cual tiene sus propios caminos para ordenar sus ideas, quiero comenzar declarando que lo que el lector tiene entre sus manos es un libro de divulgación cultural sobre el tema de la criminalidad organizada y no un manual teórico sobre el fenómeno criminal. Conviene hacer esta observación preliminar para no causar una impresión equivocada sobre mis propósitos. Nada más lejos de mi intención que sumergirme en sesudas disquisiciones eruditas destinadas a diferenciar lo que es el crimen organizado de otras manifestaciones criminales como el terrorismo, el bandolerismo u otras realidades ilegales más o menos organizadas que actúan en el mundo, y cuyas bandas se cuentan por miles.

Sin embargo, como resulta necesario acotar el campo para hacerlo abarcable, en esta presentación quiero trazar un breve panorama de lo que es el crimen organizado para luego centrarme en la historia de los grupos más importantes. Como mi más firme propósito ha sido en todo momento el de ofrecer una obra amena de fácil lectura y apta para todos los públicos, quiero tranquilizar a los lectores más severos afirmando que sólo en esta breve introducción me deslizo, aunque muy levemente y casi sin darme cuenta, por el odioso academicismo. En el resto del libro, en cambio, he preferido zambullirme en las pasiones populares.

ALGUNAS CUESTIONES RELACIONADAS CON EL CRIMEN ORGANIZADO

Aunque existen enormes dificultades para definir el fenómeno de la criminalidad organizada debido a la complejidad del mismo, entre las características comunes que delatan a los sindicatos del crimen podemos señalar las siguientes:

  1. Carecen de ideología propia, lo que equivale a afirmar que no tienen un ideario político rector, sino meramente táctico, regido por el oportunismo, motivo por el cual ninguna ideología puede permanecer inmune a su influencia.
  2. Poseen una estructura jerárquica, a la vez organizada y flexible, concebida para perdurar en el tiempo, por lo que han desarrollado una alta capacidad de adaptación a las nuevas realidades.
  3. Son restrictivos y exigentes en la selección de sus miembros. Históricamente han recurrido a las características étnicas a la hora de escoger a su personal, pero últimamente parecen decantarse, sobre todo, por la exigencia profesional.
  4. Relacionada con la anterior, destacan por la profesionalidad con la que ejecutan sus acciones. La progresiva profesionalización de estos grupos los ha llevado a contratar especialistas para fines muy concretos, lo que les permite aumentar su seguridad y sus beneficios, reflejando en sus operaciones profundos conocimientos económicos, políticos, jurídicos y técnicos.
  5. Obtienen sus beneficios de actividades ilegales que desarrollan a nivel internacional, pero utilizan los negocios legales como fachadas o tapaderas para la consecución de sus propósitos ilícitos.
  6. Se valen de la violencia y de la intimidación para sus fines, pero también para hacer respetar las reglas internas entre sus familiares, allegados o asociados.
  7. Despliegan redes de influencia en la sociedad, estableciendo vínculos perdurables con personajes de las esferas políticas, administrativas, económicas y financieras, así como en los medios de comunicación de masas y en los espectáculos públicos.
  8. Tienden a dividir las tareas como un medio de reforzar su propia estructura organizativa, de tal manera que cada una de las subdivisiones internas carezcan de una visión global de la organización.
  9. Por medio de la obediencia o la lealtad buscan una especie de consenso social que dé lugar a adhesiones espontáneas, implicaciones de carácter voluntario o a amplias complicidades que desarrollen, allí donde actúan, una mentalidad tendente a desconfiar de los poderes institucionales.
  10. Son un poder en la sombra. La suprema ideología de las organizaciones criminales es la acumulación de poder y riqueza sin límites. En este sentido constituyen un universo ilegal paralelo al de las instituciones oficiales de los distintos Estados, a los que saquean de modo sistemático, interviniendo en la economía, asfixiando a la sociedad civil y corrompiendo a la clase política.

Obviamente, se habla de las organizaciones criminales como de una amenaza mundial. Las mafias del mundo, consideradas como universos ilegales, se presentan como los enemigos naturales de la sociedad en la que habitan la mayoría de los ciudadanos, y a menudo se insiste en la necesidad de ampliar la lucha contra el crimen organizado. Sin embargo, algunos observadores del fenómeno piensan que es inútil la lucha, e incluso que es imposible más allá de una serie de logros puntuales y meramente anecdóticos: la desarticulación de alguna banda, la detención de cabecillas o líderes, la confiscación de bienes, la incautación de importantes alijos, etc.

La pregunta resulta obligada. ¿Por qué sospechan algunos analistas que es inútil o incluso imposible esta lucha? Respuesta: porque ya es tarde; porque desde hace al menos tres décadas, pero sobre todo desde los años noventa del siglo XX para acá, la criminalidad organizada  y los sistemas financieros actuales se alimentan mutuamente. La criminalidad se ha globalizado, las organizaciones criminales cooperan entre ellas y sus recursos son tan amplios que superan a los de muchos países. Sus ganancias son multibillonarias y las posibilidades que ofrece la economía actual para blanquear el dinero que genera la delincuencia son múltiples, desde las apuestas legales hasta las operaciones fraudulentas de los bancos controlados por los sindicatos del crimen, pasando por la invención de ganadores ficticios de loterías y casinos, los seguros de vida, los bienes raíces o las tan extendidas agencias de cambio de divisas. Las mafias ya no son lo que eran. Durante mucho tiempo se creyó que ni siquiera existían. Todavía en los años ochenta se hablaba del bajo nivel cultural de sus miembros, de su origen étnico, de la actuación territorial o de la pobreza como causa generadora de la criminalidad. Sin embargo, la naturaleza del fenómeno criminal organizado ha variado mucho en los últimos años; se ha transnacionalizado, se ha ocultado en la legalidad, se ha modernizado, pero ante todo ha diversificado sus actividades. Las mafias continúan traficando con drogas, armas y seres humanos, toda una industria que genera cuantiosos beneficios y que se extiende por los campos de la prostitución, el secuestro, el tráfico de órganos y la inmigración ilegal. Y por supuesto siguen dedicándose a la extorsión, los secuestros, el juego, el robo, la usura, el contrabando de toda clase de objetos, la piratería, el asesinato a sueldo y un largo etcétera. Pero también a los negocios legales o semilegales. En la actualidad, los negocios de las organizaciones criminales están en todas las actividades que generen beneficios, desde el cobro del clásico pizzo a la cotización en bolsa. Y a menudo, como ocurre con la mafiya rusa o las tríadas chinas, resulta imposible distinguir entre un capo de la mafia y un genio de las finanzas.

El crimen organizado parece haberse acogido con entusiasmo al dogma neoliberal que rige los destinos de la economía. Las mafias se han adaptado mejor que nadie a esta situación, de la que salen reforzadas socialmente. Los actuales paraísos fiscales, las cuentas corrientes secretas, el continuo flujo de capitales (a menudo sin control), la venta de las empresas públicas y la despatrimonialización de los Estados, son instrumentos que alimentan la economía criminal global, que, según las más recientes estimaciones, supone entre el 2 y el 5% de la economía mundial, con el impacto que ello tiene en los mercados legales.

En cuanto a las relaciones con los poderosos, no se trata de meras fantasías literarias o cinematográficas. La connivencia existente entre la política y el crimen organizado es más que una sospecha. Basta con observar la historia reciente de países como Rusia, Italia, Colombia o México, por nombrar sólo cuatro casos indiscutibles, para advertir cómo los sindicatos delictivos precisan de los “amigos” en las altas esferas para prosperar. Y esta relación supone transitar por un camino de ida y vuelta, de ayuda mutua, de favores que unos les hacen a los otros pero que al cabo han de ser devueltos de una forma o de otra. Si además reparamos en el hecho de que el mundo de la criminalidad cuenta con la ventaja de poder operar sin límites de fronteras, mientras que las fuerzas de seguridad, salvo contadas excepciones, desarrollan sus operaciones dentro de un determinado territorio, comprenderemos que en tantos casos sus delitos queden impunes.

Esta es, explicada muy brevemente, la situación actual del crimen organizado. Sin embargo, lo que trata de explicar este libro son las fases previas, el origen y la evolución del fenómeno a partir de las más importantes organizaciones, la trayectoria que han seguido los sindicatos de delincuentes hasta alcanzar esta situación.

Por último, conviene destacar que aunque existe un elevado número de organizaciones de carácter delictivo, en la actualidad todos los analistas y estudiosos de este fenómeno parecen estar de acuerdo en que el eje de la criminalidad organizada mundial cuenta con seis actores principales, que son precisamente los protagonistas de esta obra; a saber: la Mafia italiana, la Cosa Nostra estadounidense, La Mafiya rusa, la Yakuza japonesa, las Tríadas chinas y los Cárteles de la droga colombianos y mexicanos.


ÍNDICE:

A MODO DE PRESENTACIÓN

LA MAFIA ITALIANA

¿QUÉ ES LA MAFIA?
 El origen histórico de la Mafia como organización criminal
La Omertà
El Rito de Iniciación
Algunas reglas internas de la Mafia siciliana
La mujer en la Mafia.

BREVE HISTORIA DE LA MAFIA SICILIANA
 El movimiento de los Fascios
El pizzo
La Interprovincial de Don Antonino Ortoleva
Fascismo Vs. Mafia
Los Greco
Salvatore Giuliano y Portella della Ginestra
La leyenda de Salvatore Giuliano
La Primera Guerra Mafiosa
La Mattanza
Los “Cadáveres Eminentes”
Giulio Andreotti y la Mafia
Los Corleonesi.

DOS DESTACADOS REPRESENTANTES DE LA ANTIMAFIA
 Giuseppe Peppino Impastato
Giovanni Falcone

DOS IMPORTANTES PENTITI
Leonardo Vitale
Tommaso Buscetta

OTRAS MAFIAS ITALIANAS
La Camorra Napolitana 
La Mafia des Negriers
 La ‘Ndrangheta de Calabria
Estructura de la ‘Ndrangheta calabresa
Los secuestros de la ‘Ndrangheta
La brutalidad de la ‘Ndrangheta
La Sacra Corona Unita de Apulia

LA MAFIYA RUSA

INTRODUCCIÓN:
 Los “Ladrones de Código”
Las más importantes organizaciones de la Mafia Rusa
Táctica y estrategia de la Mafia Rusa
El caso de Ludwig Fainberg, Tarzán
Vyacheslav Kirilovich Ivankov, Yaponchik
Semyon Yukovich Mogilevich
El caso “Mikhas” y la pena de muerte en Rusia.

LA COSA NOSTRA ESTADOUNIDENSE:

BREVE HISTORIA DE LA COSA NOSTRA
 La Oleada Migratoria
 El Control Territorial
 Giuseppe Battista Balsamo
La Mano Blanca de Wild Bill Lovett
La Ley Seca
Paz por Negocios
La Guerra de los Castellamarenses
Las cinco familias de Nueva York
La Estructura de Cosa Nostra
Las Luchas por el Poder:
Los asesinatos de Phil y Vincenzo Mangano
Las Audiencias de Kefauver
El intento de asesinato de Frank Costello
El fiasco de Apalachin
La conspiración contra Vito Genovese
John Edgar Hoover
Esplendor y Decadencia
El asesinato de Sam Giancana
El asesinato de Carmine Galante
La Ofensiva Giuliani.

GALERÍA DE MAFIOSOS:
Big Jim Colosimo. El primer Padrino de Chicago
Johnny Torrio. El Cerebro del Sindicato del Crimen
Charles Dios Dinie O’Banion. Padrino de los Irlandeses de Chicago
Alphonse Al Capone. 
El enemigo público número uno
El asesinato de Frankie Yale
Las “Cinco Reglas” de la Mafia de Chicago
La muerte de Earl Weiss
La Matanza del Día de San Valentín
Elliot Ness
Charles Lucky Luciano. 
El arquitecto del crimen organizado en América
Asesinos S. A
La muerte de Joe Masseria
El asesinato de Salvatore Maranzano
La “Noche de las Vísperas Sicilianas”
El sabotaje del Uss Normandie
Meyer Lansky
Louis Lepke Buchalter.
Carlo Gambino. Capo di Tutti Capi
Paul Castellano. Un empresario en la Cosa Nostra
John Gotti. El último Don

ALGUNOS INQUIETANTES CASOS
El asesinato de Dutch Schultz
El asesinato de Bugsy Siegel
El caso Virginia Hill
El asesinato de Albert Anastasia
La muerte de Marilyn Monroe

DOS REPRESENTANTES DE LA ANTIMAFIA
Joseph Petrosino  y “El caso del cadáver del Barril”
Joseph Pistone, Donnie Brasco

TRES ARREPENTIDOS
Joseph Valachi
Jimmy Fratianno, La Comadreja
Sammy El Toro Gravano

LOS CÁRTELES DE LA DROGA COLOMBIANOS Y MEXICANOS

INTRODUCCIÓN

EL NARCOTRÁFICO COLOMBIANO
El Cártel de Medellín – Pablo Escobar Gaviria
El Cártel de Cali – Los hermanos Rodríguez Orejuela
El Cártel del Norte del Valle – Diego León Montoya Sánchez

EL NARCOTRÁFICO MEXICANO
Malverde, Patrón de los narcos – Las Narcolimosnas – El Narcocorrido
El Cártel de Juárez – Amado Carrillo Fuentes, “El Señor de los Cielos”
El Cártel de Tijuana – Los hermanos Arellano Félix
El Cártel del Golfo – Osiel Cárdenas Guillén – Los Zetas
El Cártel de Sinaloa – Joaquín el Chapo Guzmán

LA YAKUZA JAPONESA

INTRODUCCIÓN
 Origen de la palabra Yakuza
El Yubitsume
Los tatuajes Yakuza
Una estructura piramidal
El ritual de ingreso
Los Sokaiya
La Yamaguchi-gumi
Shinobu Tsukasa
Kazuo Taoka
La Yakuza y el Cine.

LAS TRÍADAS CHINAS

INTRODUCCIÓN
 El término Tríada
El Rito de Iniciación
Las Tríadas como sociedades secretas
Estructura de una Tríada
La Cabeza de Dragón
La silenciosa penetración de las Tríadas en Occidente
Las más importantes Tríadas
Wan Kuok Koi

EPÍLOGO: LA PAX MAFIOSA

ÍNDICE ONOMÁSTICO

BIBLIOGRAFÍA