Historias Curiosas

CompárteloShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Las curiosidades, de Agustín Celis

Historias Curiosas
Autor: Agustín Celis Sánchez
ISBN: 84-95377-13-6
231 pags.
© 2001 Ediciones Añil, S.L.


Prólogo:

Sentir curiosidad es señal de buena salud. El curioso tiene buena cara, come bien y come de todo, y eso se le nota. En este libro no ha entrado de todo, por supuesto, ni siquiera todas las historias curiosas que yo hubiera querido, pero da para una lectura introductoria al mundo de los hechos singulares, insólitos, curiosos, sorprendentes o como quiera llamárseles, que una gavilla de sorpresas sí que esconde y el resultado, aunque humilde, puede redundar en lectura ágil, amena, heterodoxa y curiosísima. Yo creo que incluso se merece una feliz continuidad, una segunda parte y hasta una tercera, que el tema ni se agota ni cansa y tantos siglos de historia dan para mucho. ¿Por qué no?

La tesis principal del libro es que casi todo puede ser una curiosidad si la mirada del curioso así lo quiere. El curioso soy yo. Esto está en el libro y lo comprobarán si leen. Como la obra es un encargo me he limitado a hacer lo que me pedían, esto es, un libro fresco sobre curiosidades, pero como no me pusieron demasiadas limitaciones, salvo las espaciotemporales, cosa que agradezco sobremanera, me he dedicado a hacer lo que mi gusto me exigía, obedeciendo siempre a los dictados de lo que yo quería decir. Al fin y al cabo uno se mueve en el mundo según los caprichos de sus deseos y sus obligaciones. Y para  llevar a cabo este método con eficacia y pulcritud nada mejor que esto de que le encarguen a uno escribir un libro. Ya dice don Francisco Umbral que mejor que tener inspiración es tener encargos. Estoy de acuerdo. Sobre todo porque así es más fácil publicar.

Ahora bien, la cosa necesita un orden, una lógica, un acomodo y una estética. Y la tiene, por supuesto. Ésta no es otra que la que ha decidido mi capricho. ¿Y qué ha decidido mi capricho? Muy sencillo. No herir sensibilidades, no rasgar virtudes, no ofender al público, no defraudar expectativas. El que comience a leer este libro imaginando que contiene una infinita multitud de curiosidades quedará sumamente decepcionado. Este libro no pretende (porque no podría) competir con algunas excelentes colecciones de curiosidades, sucesos y hechos insólitos que he utilizado como fuentes de documentación, y a las que sin duda debe la totalidad de los méritos que pueda tener. Todos los posibles errores, inexactitudes, tonterías y flaquezas son de mi entera responsabilidad.

La bibliografía sobre estos temas ya va siendo abundante. El número de curiosidades que cualquier compilador podría reunir es inmensa, y siempre fruto de muchas y muy variadas lecturas. Por tanto la selección es obligatoria, lo que imprime un carácter antológico inevitable a la obra. Quiero decir con esto que al final lo que hacemos todos los que hemos recopilado alguna serie de hechos singulares es reunir aquéllos que a nosotros nos han llamado la atención, y narrarlos una vez más a nuestra manera, aunque antes hayan sido contados por otros muchos, que esto no puede evitarse. Quienes en estos derroteros pretendan ser originales llevan el camino un poco equivocado.

Así que yo sólo hablaré de mi manera, de lo que a mí me parece curioso. El que siga leyendo podrá conocer algunos trozos de vidas interesantes, algunos amoríos que han hecho historia, algunas infamias que cambiaron vidas y algunas vidas infames. Comprobará que el azar y la ironía han inventado más que la soberbia de los hombres, y podrá saber de paso lo mucho que nos parecemos a los animales, y cómo en ellos hemos proyectado algunos de nuestros miedos, supersticiones y fantasmas. Sabrá cuál es el origen de algunas palabras y porqué algunos alimentos estimulan el deseo. Conocerá, en fragmentos, la dulzura triste de algunos sacrificios y tendrá ocasión de recordar algunas extrañas historias que ya conocía pero que tal vez tenía olvidadas. Porque aquí lo que hay, sobre todo, son historias, cuentos, leyendas, patrañas comúnmente aceptadas como verdades curiosas y que el tiempo ha ido soltando sólo a rachas, con cuentagotas y en lugares perdidos para que algún curioso pueda recogerlas de nuevo un día y volverlas a contar.

Y termino este prólogo diciendo o recordando que el libro no pretende descubrir mediterráneos. Tampoco he querido epatar a nadie, ni asustarlo, razón por la cual no he abundado en lo oscuro, en los enigmas, en lo inaudito, en las incursiones por lo desconocido, en lo esotérico. Y tampoco me he creído ni un antropólogo ni un rastreador de teologías, por eso no he añadido ni curiosidades religiosas ni comportamientos de otras tribus. Incluir estos dos temas en un libro como éste hubiera sido de una ignorancia y una limitación de miras realmente escandalosas.

En fin, a mí el rastreo de cada uno de los episodios aquí narrados me ha provocado una sana adicción por el tema que creo beneficia a mi salud mental. En cuanto a ti, lector desocupado que lees esto pudiendo leer otras cosas, sólo espero que las razones de mi adicción te parezcan, cuando menos, curiosas.


Índice:

PRÓLOGO

50 HISTORIAS PARA CURIOSOS

RETRATOS DE FAMILIA
El ritual de la impostura
Vlad Tepes. El empalador
La más bella de las mujeres
El Abate Marchena. Retrato de un provocador
Peter Kürten. El vampiro de Düsseldorf

GENIOS Y FIGURAS

NOTAS MUSICALES

ALGUNAS CREENCIAS SOBRE ANIMALES

EJEMPLOS AFRODISÍACOS

OCURRENCIAS, LOGROS Y DESVARÍOS

CINCO CHISMES VERÍDICOS Y SORPRENDENTES
El luto de las viudas
La muerte de César
Un amor sin nombre
La muerte de Damiens
El cipote de Archidona

AMORES Y AMORÍOS
Amantes y amados
La pasión de un suicida
Adiós a todo eso
A través del espejo
Pasión por los estudios
Un mundo lleno de palabras
¡Que le corten la cabeza!
Amor más allá de la muerte
Un amor contraorriente

BIBLIOGRAFÍA